Altos Tribunales

El magistrado prepara un auto contundente

La Fiscalía no reclamará la extradición de Rovira y Gabriel y deja solo al juez Llarena

Considera que no hay que desgastarse con dos procesadas que tuvieron un papel secundario el 1-O

Marta Rovira y Anna Gabriel.
photo_cameraMarta Rovira y Anna Gabriel.

Suiza ha descartado conceder asilo político a Marta Rovira y Anna Gabriel, sobre quienes pesan órdenes de detención, internacional para la primera y nacional para la segunda. Pese a la decisión del país helvético, un primer paso para lograr la extradición, la Fiscalía descarta solicitarla de momento.


Según ha podido saber El Confidencial Digital, los cuatro miembros del Ministerio Público que trabajan en la instrucción del 1-O han descartado pedir la vuelta a España de las dos procesadas.

Tanto Gabriel como Rovira huyeron de la Justicia antes de comparecer en el Supremo ante la inminencia de la prisión provisional. La ex diputada de la CUP llevados meses y medio en Ginebra, compartiendo vecindario con la infanta Cristina. El juez ha dictado el auto de procesamiento, reduciendo los delitos por los que se le investigaba al de desobediencia, que no conlleva pena de cárcel.

Rovira, procesada por rebelión

En el caso de Rovira, la ex diputada de ERC renunció al escaño en el Parlament y abandonó España la noche anterior a su declaración ante el juez Llarena. Ella sí está acusada de un delito de rebelión, a la vista de las pruebas recabadas por la Guardia Civil y que la sitúan al mando de gestiones concretas para el referéndum.

Por ejemplo, se han incautado de documentos y audios que atestiguan reuniones y conversaciones con Josep Maria Jové,  ex número dos de Junqueras en la consejería de Economía, para resolver cuestiones como la apertura de colegios el 1-O, en especial en Barcelona. También existe material que la vincula con la compra de las papeletas y la coordinación de la Generalitat con el centro de telecomunicaciones catalán.

Un "papel secundario"

Sin embargo, la Fiscalía considera que no es pertinente solicitar al juez que pida la extradición de las dos independentistas. El motivo, según ha podido saber ECD, es que no consideran prioritario traerlas a España, dado su papel secundario en el procés. Opinan que la prioridad más importante es, a día de hoy, Puigdemont.

Así lo justifican los cuatro fiscales, explican fuentes cercanas a este confidencial: “está cogida por los pelos” la extradición de ambas procesadas. Argumentan especialmente el caso de Gabriel, ya que la cupaire sólo tramitó las leyes de desconexión en el Parlament, sin ser miembro de la Mesa, en cuyo caso habría tenido una responsabilidad mayor.

En cambio, no justifican de manera concreta la negativa a extraditar a Rovira. Distintas fuentes consultadas por ECD apuntan a que pedir a Suiza la extradición de una procesada, dejando a la otra persistir en su fuga, generaría una muy mala imagen.

El juez Llarena, solo

De esta manera, el juez instructor, Pablo Llarena, queda sin el apoyo del Ministerio Público en la solicitud de extradición.  Debería actuar de oficio o atender a la petición de Vox, acusación popular en el proceso.

El magistrado había resuelto dictar un auto concienzudo y exhaustivo para detallar los delitos que se imputan a Rovira y Gabriel, de manera que a la Fiscalía suiza no le cupiera la mínima duda de las garantías procesales en España y evitar repetir el fracaso de la extradición de Puigdemont.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo