Altos Tribunales

El ponente de la exhumación de Franco propondrá al Supremo medidas cautelares que paralicen la salida de los restos

La Sala tiene como base para la suspensión la ausencia de licencia urbanística y que el Gobierno no ha pedido permiso eclesiástico a la Abadía

Valle de los Caídos.
photo_cameraValle de los Caídos.

A falta de 13 días para la fecha de la exhumación de Franco, ni el Gobierno ni los familiares del general, así como la fundación Franciso Franco, parientes de los monjes enterrados en el Valle de los Caídos y la propia Abadía desconocen qué sucederá el 10 de junio, si los funcionarios de Patrimonio Nacional entrarán a sacar los restos de Franco o si se anulará la medida.

Según ha podido saber Confidencial Digital de fuentes judiciales, la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo se reúne en los próximos días para deliberar sobre la decisión a adoptar en este asunto.

Estas fuentes señalan que el ponente del segundo recurso presentado por la familia, Pablo Lucas Murillo de la Cueva, propondrá al resto de magistrados adoptar la paralización de la salida de los restos de Franco como medida cautelar.

Los familiares del general tienen desde hace semanas la esperanza de que el Supremo incline la balanza en este sentido, y que lo haga antes del 10 de junio, para evitar una exhumación que provoque "daños irreparables" a la basílica. Las fuentes del TS consultadas por este confidencial señalan que la Sala de lo Contencioso resolverá sobre el fondo del recurso y dictará sentencia a la vuelta del verano, en el otoño de 2019.

Licencia urbanística

Según ha sabido ECD, los magistrados deliberan este martes dos motivos en los que se apoyaría esta medida cautelar.

El primero es la ausencia de licencia urbanística para proceder a realizar las obras menores necesarias para la salida de los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos.

Cabe recordar que en febrero, días antes de que el Gobierno fijara el 10 de junio como la fecha de la exhumación, el titular del juzgado de lo contencioso número 3 de Madrid, José Yusti, la paralizó cautelarmente atendiendo uno de los 15 recursos presentados por vecinos de San Lorenzo de El Escorial.

Yusti resolvió, en el auto de medidas cautelares, que “falta un riguroso análisis de la seguridad, estabilidad e instalaciones subterráneas que pudieran existir bajo la sepultura de Francisco Franco”, atendiendo al informe de los arquitectos Ismael de la Barba y Enrique Porto.

Por tanto, ordenó la paralización de las obras que habían sido aprobadas por el ayuntamiento del municipio madrileño a instancias del Ministerio de Justicia.

El permiso del abad

Por otro lado, explican las mismas fuentes a este confidencial, el ponente del recurso propondrá al resto de la Sección la paralización alegando que el Gobierno todavía no ha pedido el permiso preceptivo a la autoridad eclesiástica competente, esto es, el prior de la abadía benedictina, Santiago Cantera.

El 15 marzo, el Gobierno aprobó un segundo acuerdo sobre la exhumación de Franco. Lo hizo después de que la familia se negara a que los restos fueran inhumados en un lugar distinto de la cripta de la catedral de la Almudena.

El Consejo de Ministros acordó ignorar la petición por considerar el lugar demasiado céntrico y decidió sacar el féretro el 10 de junio y trasladarlo al cementerio de Mingorrubio-El Pardo.

Sin embargo, según la información que maneja el Supremo, la abadía no ha recibido la petición de permiso, con lo que este requisito, imprescindible, no se cumple, y a ello se agarrarán los magistrados para suspender, en su caso, cautelarmente la exhumación de Franco.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable