Bufetes

Los abogados madrileños asistirán por teléfono a los detenidos para evitar los contagios

Los letrados podrán oponerse al servicio presencial y se insta a las comisarías de policías y a la Comandancia de Guardia Civil a que hagan lo mismo

La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha aprobado un protocolo para la asistencia letrada al detenido como consecuencia de la crisis sanitaria que vive España por el coronavirus, ha informado el ICAM en un comunicado.

En primer lugar, el ICAM ha acordado que salvo decisión individual de cada colegiado, se podrán oponer a las Asistencias Letradas al Detenido de manera presencial, por lo que insta a todas las comisarías de policía y a la Comandancia de Guardia Civil que las mismas se desarrollen de manera telemática o telefónica.

Tras la detención y su comunicación por parte de la comisaría al Colegio de Abogados, conforme establece la ley, el colegio designará al abogado que asistirá al detenido. Tras ello, comunicará a la comisaría que prevalecerá la asistencia de manera telemática

De esta manera, se permitirá la llamada de teléfono de la comisaría al letrado, autorizando el agente la entrevista y comunicación del letrado de manera telefónica y confidencial, y posterior lectura de derechos en altavoz.

El colegio de abogados se pondrá en contacto con el abogado que realizará la asistencia al efecto de darle los datos del detenido, el lugar de la detención y preguntará si desea que la asistencia se realice de manera telemática. En caso afirmativo, el colegio llamará a la Comisaría de Policía, facilitará el teléfono y los datos del letrado para que la comisaría sea quien llame al abogado y así se intente evitar el fraude procesal.

Conforme al protocolo, una vez la comisaría se ponga en contacto con el letrado de manera telefónica, se permitirá: primero, la entrevista reservada y confidencial con el abogado y detenido; y posterior lectura de derechos.

Salvo criterios policiales, de práctica de diligencias, el ICAM rogaría la puesta inmediata del detenido a disposición judicial; evitando así la exposición del detenido y abogado a terceras personas.

En el juzgado, el colegio solicitará a los juzgados de Guardia y no, de Madrid; que todas las diligencias con el investigado, testigos o diligencias se realicen por videoconferencia con la sala de audiencia del juzgado oportuno y la sala con videollamada de los calobozos para evitar la explosión del juzgado al mínimo.

Asimismo, para aquellos letrados que no deseen facilitar su teléfono a la autoridad policial, el ICAM, pone a su disposición un ordenador y línea de teléfono en la sede del colegio de Abogados, calle Serrano 9, en la zona ya habilitada para atender clientes.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes