Fiscales

El fiscal confirma la cárcel para un acusado de adoctrinamiento que dice que la Policía manipuló pruebas

Introduce una alternativa por si la difusión de vídeo de contenido yihadista encajaran en el delito de justificación del terrorismo

Fiscalía General del Estado
photo_camera Fiscalía General del Estado

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha confirmado su petición de pena a 5 años de prisión por el delito de adoctrinamiento a un acusado de difundir contenido yihadista en redes sociales que ha señalado ante el tribunal de la Audiencia Nacional que la Policía manipuló pruebas para incriminarle en la causa por la que se ha sentado este miércoles en la Audiencia Nacional.

Así lo ha dicho el acusado Allal El Mourabit Ahmar, ya condenado por delitos de terrorismo, ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, a la que ha asegurado que "no tiene razones para declarar", pero que escucharía las preguntas de la Fiscalía e iría "dando respuesta" si las tenía.

El Mourabit, que ha comenzado tildando su detención de "secuestro" --de hecho, la Sala ha visionado un vídeo grabado por él mismo en el que indicaba que la detención era un montaje para hacer una "película"--, ha afirmado que el camión que la Guardia Civil registró en julio de 2019 era su "casa" y que, por tanto, "podía haber de todo", sin llegar a admitir que todos los efectivos enumerados por el fiscal Pedro Rubira fueran suyos.

"Cuando practicaron el registro yo estaba a 20 metros. Ese es el problema, el agente podía haber introducido cualquier cosa", ha dicho en un par de ocasiones, al mismo tiempo que ha acusado a los agentes de borrar contenidos de sus tarjetas de memoria: "Yo tenía el Corán grabado para escucharlo, pero un día se borró. Yo digo que lo borró la Policía, no tenían nada que hacer y borraba los teléfonos de la gente".

El acusado también ha negado haber abierto cinco perfiles en redes sociales, asegurando que sólo tenía una cuenta en Facebook y otra en Youtube, por lo que ha atribuido la creación de las restantes a la policía.

En este sentido, en línea con su estrategia de defensa, ha apuntado que debido a su trabajo como camionero "apenas tenía tiempo para hablar con su familia" ni para visionar vídeos relacionados con la Yihad o "de violadores".

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha confirmado su petición de pena de prisión de cinco años de cárcel e inhabilitación absoluta por el delito de adoctrinamiento terrorista. Según explica en su escrito de acusación, el acusado, desde que salió de la cárcel, en noviembre de 2018, y hasta su detención, en julio de 2019, ha difundido por redes sociales "contenido idóneo para incitar a la incorporación a la organización terrorista Estado Islámico".

En ese periodo, el acusado publicó numerosos vídeos en Facebook, Instagram y YouTube en los que se muestran acciones de las Brigadas al Qassam, el brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), así como discursos del líder de la facción palestina, Ismail Haniyeh, y de destacadas figuras del islamismo radical en Arabia Saudí y Egipto.

No obstante, teniendo en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre los requisitos necesarios para condenar por dicho delito, el fiscal Pedro Rubira ha introducido la alternativa de condenar por el delito de justificación del terrorismo, por el que solicita tres años de cárcel.

El fiscal ha explicado que, según la citada jurisprudencia, el delito de adoctrinamiento exige que al menos exista el "planteamiento", la "capacitación", para llevar a cabo un acto terrorista; mientras que el delito contemplado como alternativa tanto sólo requiere que "el elemento de peligro sea la actitud".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes