Fiscales

La fiscal general instruye a la Guardia Civil sobre la libertad de expresión

Charla de María José Segarra en la Cátedra de Alta Dirección de la Seguridad del Centro Universitario del Instituto Armado en Aranjuez

María Jesús Segarra, en el Centro Universitario de la Guardia Civil.
photo_camera María José Segarra, en el Centro Universitario de la Guardia Civil.

“Retos y oportunidades de la investigación criminal”: ese fue el título elegido por María José Segarra, fiscal general del Estado, para la conferencia que impartió ante un buen número de mandos de la Guardia Civil.

Se trató de un acto, celebrado recientemente, en el marco de la Cátedra en Alta Dirección de la Seguridad del Centro Universitario dela Guardia Civil, con sede en Aranjuez. Dicho centro, dentro de las actividades por el 175º aniversario de la fundación del cuerpo, invitó a Segarra a impartir una charla.

María José Segarra tuvo entre el público a magistrados, jueces, altos mandos operativos de la Guardia Civil y un buen número de fiscales: fiscal de sala Coordinadora de Cooperación Penal Internacional, el de Sala Coordinador de Medio Ambiente y Urbanismo, Especial Antidroga, Sala de Extranjería, Sala Coordinadora de Criminalidad Informática, Sala Coordinador Menores, Sala de Violencia sobre la Mujer, Audiencia Nacional, Especial contra la Corrupción y Criminalidad Organizada, Fiscalía Provincial de Madrid...

Ponderar la libertad de expresión

La máxima responsable del Ministerio Público desarrolló su ponencia en el Centro Universitario de la Guardia Civil en torno a tres fenómenos que, según su experiencia, están centrando la atención de la Fiscalía en su labor investigadora: la globalización, los medios tecnológicos y los llamados “derechos de nueva generación”.

En este último apartado, Segarra habló sobre la proliferación de los delitos de odio en Internet y, especialmente, en las redes sociales. La fiscal general llamó la atención sobre la necesidad de “realizar un ejercicio de ponderación entre la libertad de expresión y de opinión y aquellas conductas que exceden este ámbito y que no pueden ser consentidas en un Estado de Derecho”.

Cabe recordar que en los últimos años la Guardia Civil -también la Policía Nacional- ha detendio en varias ocasiones a personas acusadas de difundir en Twitter, Facebook y otras redes sociales mensajes de odio, de amenazas de muerte y de apología del terrorismo.

“Manual de investigación tecnológica”

María José Segarra no dejó el reto que suponen las redes sociales para la investigación criminal, y abordó la vertiente del uso que hacen de ellas los terroristas yihadistas.

Sobre todos estos asuntos avanzó que la Junta de Fiscales de Sala está elaborando cinco circulares que conformarán un cuerpo doctrinal, un auténtico “manual de la investigación tecnológica” para combatir la nueva criminalidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?