Jueces

La juez ve “comportamiento obstruccionista” en dos investigados por el brote de listeriosis

Aconseja mantener la situación de prisión provisional para evitar el riesgo de fuga

Juzgados de Sevilla.
photo_cameraJuzgados de Sevilla.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha rechazado los recursos de apelación presentados por la defensa de dos de los investigados en la causa por el brote de listeriosis de este verano. 

La defensa de ambos investigados, en prisión provisional desde el 26 de septiembre, alegó que la decisión adoptada por la juez instructora no cumple los requisitos y finalidades que podrían justificar su imposición y, además, carece de motivación suficiente. 

La magistrada ha considerado que “la naturaleza y gravedad de los hechos, la pena con que están castigados y la alarma social creada, aconsejan mantener la actual situación de prisión provisional” con el objetivo de evitar “el riesgo de fuga” debido al “escaso tiempo transcurrido desde su detención y prisión”, y con el objetivo de alcanzar “una rápida conclusión de la causa”.

El juez ha visto un delito contra la salud pública en concurso ideal con tres delitos de homicidio por imprudencia grave, dos delitos de lesiones al feto con resultado de aborto y lesiones por imprudencia grave, de los que uno de ellos tuvo “un mayor conocimiento de la explotación de negocios (…) y, con ello, del riesgo de contaminación y de las normas sanitarias existentes para su evitación”.

Comportamiento “obstruccionista”

Además, la juez ha señalado el “comportamiento” de los investigados como “obstruccionista”. Según el auto, “tras descubrirse su vinculación con la infección investigada”, ocultaron “productos elaborados en su empresa y que permanecían aún en el mercado y podían transmitir la bacteria”. Esta actitud de obstrucción a la Justicia “hace más justificada la medida adoptada”, según la juez.

La magistrada ha pedido “asegurar su presencia a juicio para una mejor y más ágil conclusión de la investigación, impidiendo que pueda ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento”, un peligro que existe ya que “aún no hemos examinado el contenido de toda la documentación incautada, es necesario practicar multitud de diligencias, oír a otras personas involucradas en los hechos”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable