Legislación

Las notarías asumen la gestión del expediente matrimonial con la expectativa de agilizarlo

Aspiran a dar un "asesoramiento individualizado" a las parejas sobre otros asuntos como régimen económico

notario
photo_camera notario

A partir de este viernes, 30 de abril, las parejas que vayan a casarse por la vía civil podrán tramitar su expediente matrimonial ante notario, algo que hasta ahora solo podían hacer en el Registro Civil, un cambio que los fedatarios públicos confían en que servirá para acortar plazos y ofrecer a los novios un asesoramiento "individualizado" sobre asuntos relacionados.

Últimas noticias


"Hasta ahora esa competencia era exclusiva del Registro Civil", de modo que los que eligieran el matrimonio civil debían tramitar allí su expediente, ha indicado la portavoz del Consejo General del Notariado, María Teresa Barea, en una entrevista concedida a Europa Press. "A partir de ahora, se podrá seguir haciendo en el Registro Civil pero se incluye también la competencia notarial", ha apuntado.

La Ley de Jurisdicción Voluntaria, en funcionamiento desde 2015, otorgó "muchísimas" competencias a los notarios, entre ellas la de celebrar enlaces y tramitar el expediente matrimonial, pero esta segunda competencia quedó en el limbo a la espera de que entrara en vigor la nueva ley del Registro Civil, que se aprobó en 2011 y se ha ido postergando, aunque finalmente el 30 de abril desplegará sus efectos.

En España, el expediente matrimonial es obligatorio para contraer matrimonio. "La finalidad es comprobar que los futuros contrayentes reúnen todos los requisitos legales para poder casarse, es decir, que tienen la capacidad suficiente, que no existe otro matrimonio, que no hay parentescos prohibidos entre ellos... etc.", ha explicado Barea.

El expediente matrimonial seguirá siendo el mismo, "solo variará la competencia", que se amplía. Se ofrecerá "un modelo de solicitud muy sencillo, con datos básicos --nombre, apellidos, domicilio--" que una vez rellenado se enviará por correo electrónico al colegio notarial del domicilio de uno de los contrayentes, donde se le asignará un notario, información que se le comunicará a la pareja para que pida cita con él y empiece la tramitación.

A partir de ahí, ha subrayado Barea, el procedimiento es "idéntico" al que realizaría el Registro Civil, por cuanto la documentación que deben aportar los novios y las pruebas que se pueden practicar son las mismas. Así, concluirá igualmente con un acta donde se declara que no hay ningún impedimento a ese enlace o, por contra, que sí lo hay, en cuyo caso podrá recurrirse como un acto administrativo y será la instancia superior quien resuelva.

El acta notarial donde se recoja el expediente matrimonial tendrá "un coste mínimo" de 30,05 euros, si bien Barea ha matizado que se trata de un "coste de partida" porque se podrá incrementar en función de la documentación que haya que incorporar a la misma y de las diligencias de prueba que haya que realizar. Dependerá, por tanto, de las circunstancias particulares de los novios.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?