Ministerio

Campo rechaza recuperar el delito de reférendum ilegal

Dice que las penas por sedición en España son demasiado duras

Juan Carlos Campo y Victoria Ortega
photo_cameraJuan Carlos Campo y Victoria Ortega

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado este lunes que las penas por delitos de sedición castigan con demasiada dureza a los infractores con respecto a otros países europeos en los que ya se abordó la reforma del código penal que, a su juicio, debe acometerse en España.

En una entrevista en Onda Cero, Campo ha insistido en que, "artículo por artículo", los delitos de rebelión y sedición imponen condenas muy elevadas en comparación con, por ejemplo, Alemania, que revisó este tipo penal en 1970.

"Hay que verlo, analizar por qué y ver si es el anquilosamiento histórico que no se ha revisado", ha señalado, para después dejar claro que Europa "exige" a España que afronte esta modificación de forma urgente. "El derecho penal tiene que encontrar el tono justo para abordar el tema del crimen, y lo tiene que hacer conforme a ese club en el que estamos, que es Europa", ha añadido.

Así, el titular de Justicia ha explicado que el Código Penal de 1995 "hizo una adecuación para el resto del ordenamiento jurídico", pero no para estos delitos. "Lo único que hicimos en toda nuestra historia, y hablo de 200 años, es cambiarlo de ubicación. Pero no hemos cambiado ni la redacción ni las penas", ha aseverado.

Eso sí, Campo ha dejado claro que la reforma de sendos delitos no se llevará a cabo "pensando" en ninguno de los presos del 'procés'. "Tienen una vocación de generalidad", ha respondido, para después abogar por una mejor "respuesta y proporcionalidad".

"Cuando se ha podido constatar que dice el código penal francés y el alemán... A lo mejor deberíamos de propiciar esa uniformidad del derecho europeo para atacar a una lesión de bienes jurídicos muy sensibles. No estoy quitando importancia a lo que ocurrió", ha justificado.

En este contexto, y pese a que la propuesta la elaborará el Gobierno, Campo ha recordado que, cuando se afronte esta reforma, se contará con el informe del Consejo Fiscal, con el del Consejo de Estado y, además, con un "debate enorme" en ambas Cámaras.

Por otro lado, el ministro de Justicia se ha referido a la promesa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de recuperar el delito de convocatoria de referéndum ilegal, unas semanas después de que el PSOE rechazase una moción del PP en el Senado.

"Todas las reformas son posibles, pero hace falta llegar a sus momentos, ver si la reforma es adecuada o no. No es un casillero de ahora toco esto o lo otro. Se hacen reflexiones una vez se da la oportunidad política", ha señalado, insistiendo que, en este momento, no existe una "necesidad social".

A su juicio, el Gobierno debería centrarse ahora en la pandemia de coronavirus, un problema que "debería ocupar cada minuto" de sus "vidas". "A lo mejor es el momento de preocuparse exclusivamente de la pandemia, porque lo otro no tiene impacto en la realidad cotidiana", ha justificado.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable