Pleitos

Unos 3.000 médicos pueden pedir indemnización a la Consellería de Sanidad valenciana

Enfermeros, policías y bomberos podrían sumarse tras la condena de un juzgado de Alicante por no protegerles durante la pandemia

Ana Barceló, consellera valenciana de Sanidad
photo_camera Ana Barceló, consellera valenciana de Sanidad

La sentencia del Juzgado de lo Social número 5 de Alicante, conocida el pasado miércoles 28 de octubre,  que condena a la Consellería de Sanidad a suministrar "en cantidad y calidad suficiente" todos los equipos de protección individual (EPI) necesarios a los facultativos sanitarios, abre la puerta,  a que unos 3.000 médicos puedan pedir indemnizaciones por haber tenido que hacer frente a la pandemia sin los recursos necesarios.

La sentencia, que estima en parte la demanda interpuesta por el Sindicato Médico CESM-CV, establece que la Consellería incumplió la normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales tras la declaración de emergencia aprobada por la propia Administración autonómica el 27 de febrero de 2020. 

Ese incumplimiento, según el fallo, generó "un grave riesgo para la seguridad y salud" de estos facultativos "provocando su exposición directa al contagio" de Covid-19.

Posible indemnización de 2.500 a 600.000 euros a cada médico

La formación sindical, sin embargo, va a recurrir el fallo, puesto que remite a los afectados a la vía contencioso-administrativa para reclamar las indemnizaciones pertinentes.

Los servicios jurídicos de CESM-CV, frente a ello, consideran que debe ser el juzgado el que fije las cuantías de las compensaciones económicas que reclaman los facultativos, y que van de 2.500 a 600.000 euros, en función del daño causado a cada uno.

A la espera de sentencias similares a favor de 3.000 médicos

Esta sentencia es la primera de la cascada de denuncias presentadas por el sindicato, por lo que todavía falta la resolución judicial de las demandas presentadas en Benidorm, Elche, Castellón y Valencia, que presumiblemente seguirán la misma línea.

En este primer fallo del juzgado alicantino CESM-CV representa a unos 300 demandantes, pero el total de todas las denuncias –se va a interponer otra en Alicante con más afectados– aglutina a entre 2.500 y 3.000 facultativos.

El sindicato espera que las próximas sentencias ya incluyan las cuantías de las indemnizaciones y descarta, por el momento, acudir a la vía contencioso-administrativa.

Asimismo, los servicios jurídicos del sindicato presentaron el pasado 29 de octubre ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana el fallo del juzgado de lo social para que sea incluida en otro proceso –éste por la vía penal y también impulsado por la formación– que debe dilucidar quiénes son los responsables del presunto delito cometido por la Administración autonómica al no dotar de suficiente material de protección a los sanitarios; proceso que sigue pendiente del informe de la fiscalía.

La sentencia, que también puede ser recurrida por la Conselleria de Sanidad, también abre la vía a que más médicos reclamen indemnizaciones (CESM-CV ha experimentado estos días un repunte en las afiliaciones).

Enfermeros, policías y bomberos podrían demandar a la Consellería

La mencionada sentencia dictada sobre la indefensión del personal sanitario y condenando a la Consellería de Sanidad puede dar, según ha sabido este digital, puede llevar a otros colectivos a demandar a la Consellería por no dotar de suficientes equipos de protección en la pandemia.

En concreto, “otros colectivos como el de enfermería, policía o bomberos, por ejemplo, pueden también presentar reclamaciones si no han sido dotados con los suficientes equipos de protección en el desarrollo de su trabajo”, según han expresado a este digital fuentes cercanas al proceso judicial.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?