Pleitos

Empleados no acudieron a su puesto de trabajo por miedo a represalias

Abertis estudia acciones legales tras los sabotajes de independentistas a los peajes

Está cuantificando las pérdidas por el levantamiento de las barreras durante la operación retorno

miembro-CDR-Barceloneta-levanta-barrera_ECDIMA20180402_0017_21
photo_camera Un miembro del CDR de la Barceloneta levanta la barrera de un peaje.

Desde el viernes santo, los comités de defensa de la república comenzaron a llamar a sus seguidores “a la acción contra el Estado”, esto es, a no pagar el peaje durante la operación retorno de finales de Semana Santa como protesta por el encarcelamiento de los llamados “presos políticos”. 

Además, convocaron cortes de las principales carreteras catalanas, en algunas de las cuales incluso levantaron barricadas con ruedas para impedir el paso de los vehículos.

Lejos de quedarse en el llamamiento, miembros de los CDR se lanzaron a las autopistas para llevar a cabo estas acciones de “insumisión”. En el caso del impago de los peajes, decenas de personas llegaron a personarse en varios puntos de las autopistas.

A finales del domingo de resurrección, estas mismas personas levantaron las barreras de los peajes de la AP-7 en La Roca del Vallès (Barcelona) y L'Hospitalet de l'Infant (Tarragona) y de la C-32 en El Vendrell (Tarragona). Por otro lado, la otra gran concesionaria en Cataluña, Autema, vio afectado el peaje de la C-16 en Castellbell i el Vilar (Barcelona).

Miles de vehículos traspasaron el control sin pagar la tasa establecida. Según fuentes oficiales de Abertis, la empresa no iniciará acciones hasta que la operación retorno no se dé por finalizada para garantizar la seguridad de los viajeros, los manifestantes y los trabajadores.

Valoración de las pérdidas y los daños

El Confidencial Digital ha podido saber que la concesionaria cuantifica las pérdidas que ha sufrido por estos sabotajes, organizados en los días que registran el mayor número de desplazamientos de vehículos en España.

Según ha sabido ECD, Abertis estudia qué acciones legales iniciar una vez descienda el pico de viajeros en las carreteras, aunque por el momento la línea oficial de la empresa es no pronunciarse sobre los hechos.

Las posibilidades de la concesionaria son al menos dos; una demanda por las pérdidas económicas sufridas durante el tiempo en que las barreras de los peajes hayan quedado levantadas o acudir a la vía penal y denunciar ante la Fiscalía o los Mossos por presuntas amenazas que recibieron los trabajadores.

En este sentido, fuentes cercanas a Abertis señalan que algunos empleados decidieron no acudir a su puesto de trabajo en los peajes por temor a las represalias que pudieran sufrir por parte de los independentistas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?