Pleitos

En plena carrera por la sucesión de Rajoy

Cospedal afronta las primarias con una sentencia pendiente sobre su llegada a la presidencia regional

Su rival en el PP de Castilla-La Mancha presentó una demanda por la gestión de los avales del último congreso. El fallo está pendiente desde hace un año

Cospedal
photo_camera Cospedal

64.523 es el número de afiliados del Partido Popular que votarán en las primarias del próximo congreso extraordinario. En esta batalla, María Dolores de Cospedal es una de las favoritas a suceder a Mariano Rajoy en la presidencia del partido, aunque todavía le persigue un pleito a raíz de su elección como líder del PP manchego.


Se trata de la demanda que interpuso su rival en las primarias, Tomás Medina, en los juzgados de Ciudad Real, denunciando que el comité organizador no le facilitó los datos del censo, con lo que su candidatura se vio gravemente perjudicada.

Cospedal arrasó en aquellos comicios, celebrados en marzo de 2017, ya que obtuvo 2.694 votos de un total de 2.806 y venció en las cinco provincias manchegas. Medina tan sólo recibió 112 papeletas a su favor. Una semana después, se celebró el congreso del PP regional, en el que Cospedal fue nombrada presidenta de la Ejecutiva.

Demanda civil

Medina interpuso la demanda el día anterior a la llamada a las urnas, siendo admitida por el juzgado de instrucción número 6 de Ciudad Real. El contrincante de Cospedal alegó que, durante el proceso electoral, se habían vulnerado por parte de la dirección los artículos 22 y 23 de la Constitución; es decir, el derecho de asociación y el de participación en asuntos públicos.

También añadió la incompatibilidad de cargos que, a su juicio, Cospedal pretendía ejercer: secretaria general del PP, presidenta del partido en Castilla-La Mancha, diputada en el Congreso y ministra de Defensa. Por último, cuestionó que diputados, senadores y alcaldes formaran parte de las mesas de votación.

Un año de instrucción

Tres meses después, la Fiscalía solicitó a la juez que desestimara la demanda. Fuentes cercanas a Medina afirman a Confidencial Digital que el fiscal jefe de Ciudad Real, Luis Huete, quien dirigía la acusación, se mostró particularmente duro con la abogada del denunciante.

En este sentido, las mismas fuentes aseguran que el entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, pudo haber influido en la conducta de Huete, dada su condición de diputado por Cuenca. Catalá siempre se ha puesto del lado de Cospedal en la particular lucha interna que mantenían la ex ministra de Defensa y la ex vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en el seno del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Según ha podido saber ECD, el juicio quedó visto para sentencia el 26 de julio del año pasado. Las mismas fuentes apuntan que la juez encargada suele tardar tiempo en resolver, pero con todo, consideran extraño el retraso.

Recurso a la vista

Este confidencial ha tratado de ponerse en contacto con la magistrada, sin éxito. El entorno de Medina se muestra pesimista con el fallo, pero aseguran que en cualquier caso, está dispuesto a recurrirlo si le es desfavorable.

Considerando que ha pasado casi un año del fin del juicio, cabe suponer que Cospedal podría ver enturbiada su candidatura a presidir el PP y a optar a La Moncloa si esta sentencia se hace pública, cumplido el calendario, este mes de julio.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes