Pleitos

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para un guardia civil que espiaba a su mujer

El agente realizó 118 consultas sobre la mujer, incluidos datos de la Seguridad Social, infracciones penales e información de su vehículo

Agentes de la Guardia Civil.
photo_cameraAgentes de la Guardia Civil.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita 4 años de prisión para F.J. a quien imputa un delito de revelación de secretos. En concreto, acusa al guardia civil de haber accedido a unos archivos destinados “exclusivamente” para ser consultados por un agente de la Benemérita en el marco propio de sus funciones pero no para cuestiones estrictamente personales.

El caso es que el 8 de junio de 2015 F. J.  interpuso una demanda de modificación de medidas contra su ex mujer solicitando que le suprimieran la pensión compensatoria que un juzgado había establecido a favor de ella en la sentencia de divorcio. Gracias a su condición de guardia civil, “con la finalidad de averiguar cualquier circunstancia personal de (…) que pudiera utilizar en el procedimiento de modificación de medidas, accedió a distintos archivos que contienen información íntima de diversa naturaleza y que, como agente de dicho cuerpo y exclusivamente para los fines propios de su función, podía comprobar”.

Así, y “sin contar con autorización para ello”, el acusado accedió al registro de hospedaje denominado ¨Fichero parteviaje¨ de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El realizó un total de 44 consultas entre el 1 de marzo de 2008 y el 3 de agosto de 2015, empleando como criterios de búsqueda tanto el nombre como el DNI de su ex mujer. Y es que dicho fichero recoge los datos de huéspedes mayores de 16 años que se alojan en alguno de los establecimientos de hostelería ubicados en la demarcación de la Guardia Civil y cuya información ha sido considerado como secreto por acuerdo del Consejo de Ministros de 6 de junio de 2014.

A raíz de sus consultas al fichero el guardia civil consiguió descubrir que el día 9 de septiembre de 2011 su ex pareja había estado hospedada en un hotel de Aranjuez junto con otra persona (un hombre), una información que después aportó en 2015 en el procedimiento de Modificación de Medidas solicitando al Juzgado que comprobara la veracidad de esta afirmación.

Además, el acusado, “con el mismo fin de averiguar información personal relativa a su exmujer y sin contar con autorización para ello”, utilizó una aplicación de la Guardia Civil para acceder a otros ficheros donde se registran datos “especialmente” protegidos de salud, de infracciones penales y administrativas o de carácter identificativo como el DNI o número de la Seguridad Social.

En total realizó otras 118 consultas con el criterio de búsqueda de su ex mujer entre el 17 de mayo de 2010 y el 21 de junio de 2017, incluidos los datos relativos a su vehículo y su titularidad.




 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes