Pleitos

La Fiscalía pide multas de hasta 75.000 euros en el juicio de los controladores aéreos

Los 133 controladores están acusados de un delito de abandono de servicio público

Aviones.
photo_cameraAviones.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita una multa que, según los casos, va desde los 60.000 euros hasta los 75.000 euros para un grupo de controladores aéreos a quienes  imputa un delito de abandono de servicio público por paralizar la actividad aeronáutica entre los días 3 y 4 de diciembre de 2010.

También reclama el representante del Ministerio Público para los acusados una indemnización conjunta y solidaria, a cada uno de los perjudicados por el importe que acrediten haber pagado  por los el/los billetes de avión cuyo vuelo haya sido cancelado. El ente público AENA también deberá responsabilizarse.

Se paralizó el espacio aéreo

“El abandono colectivo” de los acusados, dice el escrito de acusación, produjo un cierre del espacio aéreo en España que obligó a cancelar 443 vuelos programados el 3 de diciembre de 2010 y otros  909 al día siguiente, el 4 de diciembre.

Estas cancelaciones provocaron perjuicios al servicio público que presta AENA y a un elevado número de viajeros, según la Fiscalía, que perdieron el importe de sus reservas de avión y hotel. De hecho, los vuelos que se vieron afectado no solo fueron los que tenían de origen, destino o escala en el aeropuerto de Madrid, sino también aquellos que partiendo desde otros lugares, su ruta sobrevolaba.

Los controladores abandonaron la actividad

Según la Fiscalía, entre las 17: 00 horas y las 17:15 horas del pasado 3 de diciembre de 2010 un grupo de 59  controladores, “en una acción colectiva y concertada con el fin de paralizar la actividad aeronáutica al margen de cualquier negociación colectiva u otra vía legal”, presentó ante el responsable de la sala un documento “escrito de su puño y letra” en el que cada uno “a su manera” alegaba una disminución significativa de sus capacidades psicofísicas para desempeñar su puesto de controlador aéreo. En la práctica, la dirección de AENA estaba obligada  a la sustitución inmediata de dicho controlador.

El hecho de que dicho formulario fuera presentado por prácticamente la totalidad de la plantilla prevista para dicho turno (59 controladores de 62 programados y casi de manera simultánea), obligó a la Dirección Regional Centro-Norte de AENA a la reducción progresiva de la capacidad de los distintos sectores en que se organiza el espacio aéreo. Así, al comienzo del turno de noche en el Centro de control, tan sólo se presentaron 16 controladores de los 44 que estaban programados. La mayoría de estos controladores, tal y como relata la Fiscalía, estaban reunidos en una asamblea convocada por la Dirección de USCA, sindicato mayoritario de controladores aéreos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?