Pleitos

Un hombre es detenido tras intentar fugarse de la policía saltando por los tejados en calzoncillos

El acusado fue arrestado después de que su pareja le denunciara por un presunto episodio de maltrato

A principios de febrero, la Policía de Usera recibió la llamada de una mujer denunciando que había sido golpeada por su pareja tras una discusión, iniciando el protocolo policial ante procedimientos por malos tratos. A los pocos minutos, una patrulla se personó su domicilio con el fin de tomar declaraciones a la denunciante y al investigado.

Al llegar a la residencia de la pareja, la mujer recibió a los policías presentando un fuerte golpe en el rostro, entumecida y con fuerte sangrado nasal, como ha quedado reflejado en el atestado policial. Pero, posteriormente, la denunciante cambió la versión de los hechos, alegando que, en medio de la discusión, perdió el equilibrio y se golpeó con el borde de una mesa al tropezar con la misma.

Los agentes solicitaron la entrada en el domicilio familiar para comprobar que todo estaba en orden y, a pesar de la negativa por parte de la mujer, accedieron a este tras comprobar que una persona trataba de escapar por la ventana trasera del domicilio, la cual, accedía a un patio interior del edificio.

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía solicitaron refuerzos e iniciaron la persecución del sospechoso, quien intentó huir trepando al tejado del inmueble en calzoncillos. A los pocos minutos, tras un forcejeo con los agentes, el investigado fue reducido, esposado y trasladado a dependencias policiales, acusado de un presunto delito de violencia de género, así como de maltrato habitual.

La defensa del investigado ejercida por el socio de Ospina Abogados, Juan Gonzalo Ospina, presentó durante el juicio rápido celebrado al día siguiente, el informe medico forense de la presunta agresión, determinando que las heridas y contusiones de la mujer habían sido producidas por un golpe con un objeto contundente y no por un puñetazo, ratificando la versión del investigado y de su pareja, cuya declaración testifical terminó dando por válida la versión de los hechos sostenida en todo momento por la defensa.

Ante la falta de indicios incriminatorios, el magistrado del juzgado de Violencia Sobre la Mujer nº 8 de Madrid ha acordado el archivo del procedimiento y la libertad provisional sin fianza del investigado, quien pasó la noche en los calabozos de comisaría.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?