Pleitos

Investigado el Jefe de la Oficina de Extranjería de Castellón por presunta corrupción

En libertad provisional, tras ser detenido el viernes junto con dos mujeres. En total se investiga a 16 personas

Oficina de Extranjería en Castellón, antes de pandemia
photo_camera Oficina de Extranjería en Castellón, antes de pandemia

El pasado viernes, 12 de marzo, fue detenido el jefe de la Oficina de Extranjería de Castellón – jefe de la Oficina de Tramitación para Ciudadanos Extranjeros de la Policía Nacional de Castellón - , ubicada en la plaza Teodoro Izquierdo de esta ciudad,  y dos mujeres.

Los tres quedaron en libertad provisional, tras decidirlo el Juzgado de Instrucción número 1 de Castellón, en una investigación en la que figuran el funcionario y otras 16 personas.

El magistrado impuso al funcionario detenido la obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado como medida cautelar.

Posibles regalos y dinero a cambio de agilizar trámites

Tal como informaron ayer a El Confidencial Judicial desde la Oficina de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, la causa, de la que ya se ha levantado el secreto sumarial, está abierta, sin perjuicio de ulterior calificación, por presuntos delitos de cohecho, falsedad documental, descubrimiento y revelación de secretos e infidelidad en la custodia de documentos.

La investigación trata de esclarecer entre otras cosas si el funcionario recibió dinero en efectivo y diferentes regalos por parte de los demás investigados a cambio de realizar o agilizar trámites para la expedición de permisos y otros documentos en materia de Extranjería, así como si accedió de forma indebida a bases de datos policiales.

Los demás investigados no han pasado a disposición judicial y se encuentran en situación de libertad, pendientes de prestar declaración ante el juez cuando sean requeridos para ello.

Se revendían turnos de atención por 100 ó 200 euros

Las citas para los diferentes trámites de tarjetas de residencia (temporal, familiar, de larga duración etc.) de la Oficina de Extranjería  siempre han tenido una elevada demanda y largos tiempos de espera en la capital de la Plana.  Eran habituales largas colas frente a la Oficina y denuncias de falta de personal por parte de los funcionarios. 

En el actual contexto de pandemia, con una reducción muy significativa de los trámites presenciales -casi detenida por completo durante el Estado de Alarma- la situación no ha hizo más que empeorar y lograr una cita era cada vez más complicado. Tanto es así que comenzaron a aflorar en internet los anuncios en los que se vendían citas.

Por ejemplo, en Wallapop, se registraron anuncios velados para este fin. La falta de recursos de las oficinas de todo el país hizo casi imposible conseguir número para obtener o renovar permisos de residencia para inmigrantes durante los peores meses de la pandemia, por lo que los turnos se revendían por 100 ó 200 euros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?