Pleitos

Un juez de Valencia investigará si hubo odio en la retención de un hombre negro en el metro y la denuncia de vigilantes

La víctima fue retenida por presuntamente no llevar bien puesta la mascarilla frente al coronavirus

Un juzgado de València investigará si se pudo producir un delito de odio en la retención de un hombre de raza negra en el metro por presuntamente no llevar bien puesta la mascarilla frente al coronavirus y la denuncia presentada por los vigilantes que le redujeron por supuestas lesiones.

El incidente se registró hace un par de semanas en un tren de Metrovalenciana de la Línea 1 que une Bétera y Villanueva de Castellón, en el que personal de seguridad retuvo y desalojó a un pasajero que, al parecer, no portaba adecuadamente la mascarilla dentro del vagón.

En las imágenes difundidas en redes sociales, se aprecia cómo dos vigilantes ayudados por dos pasajeros intentan inmovilizar y esposar al hombre. Numerosos usuarios atribuyeron la actitud de los vigilantes al hecho de que el joven es negro.

En un momento dado, lo sujetan del cuello y el joven, a su vez, propina varias patadas al personal de seguridad, mientras algunos testigos piden al personal que lo suelten. El hombre llama a uno de los vigilantes "racista". Tras esposarle, le indican que se siente pero él se sube encima de los asientos.

Tras conocerse el incidente, desde Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) se abrió una investigación para esclarecer lo ocurrido y solicitó la grabación completa de las cámaras de seguridad para analizar toda la secuencia con el fin de determinar el detonante del incidente, y se requirió un informe a la empresa de seguridad para tomar las medidas que sean necesarias.

Por su parte, desde la sección de Odio de la Fiscalía de Valencia, dirigida por Susana Gisbert, se inició una investigación de oficio para esclarecer el incidente y acreditar la identidad de las personas que intervinieron.

Tras ello, la presunta víctima acudió al ministerio público para ratificar su denuncia. Por su parte, los vigilantes de seguridad también presentaron una denuncia relacionada con los hechos por posibles lesiones. Ahora será un juzgado de València el que asuma la investigación tras inhibirse la Fiscalía.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?