Pleitos

El TSJCV tampoco estimó la orden de alejamiento para el asesino de las dos niñas de Castellón

El fiscal jefe pidió medidas cautelares que el ya había rechazado el Juzgado de Violencia de la Mujer

Tribunal Superior Justicia Valencia
photo_camera Tribunal Superior Justicia de la Comunidad Valenciana.

Castellón ha declarado dos días de luto oficial en señal de duelo por la muerte de Nerea y Martina, las dos niñas asesinadas por su padre el pasado martes, 25 de septiembre. Tras matar a sus dos hijas de 3 y 6 años, el parricida se suicidó.

El médico de cabecera de la mujer había enviado al juzgado un parte médico sospechoso el pasado enero. Sin embargo, al declarar ella no quiso interponer denuncia y el fiscal pidió el sobreseimiento de la causa: el juzgado así lo decidió, por no haber parte de lesiones ni acusación de la víctima.

Pasado un mes, la madre de las pequeñas denunció a Ricardo Carrascosa por un delito de violencia de género, por amenazas y malos tratos psicológicos. La denuncia se calificó hace siete meses  se calificó como “de bajo riesgo” en la comisaría provincial de Castellón.

La Policía aplicó un test previsto por el Ministerio, y no detectó la gravedad de los hechos, pese a que la mujer temía por su vida por amenazas recibidas y también a sus hijas.

La afectada solicitó una orden de alejamiento y mostró su disconformidad con las medidas provisionales fijadas, a lo que el fiscal se sumó, pidiendo que Carrascosa no pudiera acercarse a la mujer  ni a sus dos hijas “con fundamento en las expresiones vertidas en la causa tanto por la demandante, como por el investigado”, como se recoge en el auto que desestimó la orden de protección.

Dos juzgados no adoptaron medidas

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 estimó que “no se aprecia situación objetiva de riesgo y, por tanto, no se estima necesaria la adopción de medidas”. Alegó que el hombre no tenía antecedentes penales y que la mujer “no ha dado explicación razonable del miedo que existe hacia el investigado”,  invocando también que la mujer se había trasladado a una vivienda situada en la misma calle en que residía el agresor.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana comunicó el pasado martes, 25 de septiembre, que no estimó necesario adoptar medidas cautelares y se opuso a la orden de alejamiento, lo cual ha desmentido con un profundo malestar  el fiscal jefe de Castellón, José-Luis Cuesta, que ha recordado que pidió protección para las niñas y la madre.

Cuesta, según ha sabido El Confidencial Judicial, ha asegurado que se pondrá en contacto con la presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva.

“Evidente que ha fallado la valoración del riesgo”

Ayer el Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, afirmó que es “evidente” que el análisis sobre el riesgo en este caso de violencia no ha sido el adecuado”.

Delgado afirmó que “está claro que hay que revisar los procedimientos y adecuarlos”, porque “está claro que algo falla, pero una evaluación de riesgo siempre es una evaluación y quizá los profesionales que las realizan se ven sometidos a los criterios que marca esa propia evaluación”.

A la vez, ha destacado que hay que “esperar a que se concrete la investigación sobre qué pudo ocurrir, cómo se han desarrollado y en qué hemos podido fallar a la hora de dotar de esta necesaria medida” de protección.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable