Puños y Puñetas

Puño a los policías que destruyeron pruebas de un juicio en que estaba involucrado un compañero

Control de alcoholemia.
photo_cameraControl de alcoholemia.

Tres policías locales de La Rioja se enfrentan hasta a dos años de cárcel por, presuntamente, destruir pruebas tras un atestado por un accidente en que un implicado, conocido de los agentes, dio positivo por alcoholemia.

Los hechos tuvieron lugar en 2015. Los policías hicieron la prueba de alcoholemia a ambos conductores implicados en un choque en el cruce que hay junto a la estación de Renfe de Logroño. Uno de los conductores dio positivo. Éste llamó a uno de los policías acusados, quien, según la acusación, “destruyó los documentos más comprometidos”, incluyendo la prueba de alcoholemia.

Sin embargo, el padre del segundo conductor, también policía local en activo, denunció la desaparición de algunos documentos del atestado. Para el fiscal, los hechos constituyen un delito de infidelidad en la custodia de documentos. Pide para los acusados penas de hasta dos años de prisión y entre diez y quince meses de multa de ocho euros diarios, e inhabilitación de empleo o cargo público por un tiempo de entre tres y cinco años.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?