Rumor de Togas

Muestras de apoyo a la magistrada Murillo tras la sentencia de Estrasburgo sobre Otegi

Arnaldo Otegi.
photo_cameraArnaldo Otegi.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) hizo pública el martes la sentencia en la que daba la razón a Arnaldo Otegi y otros cuatro condenados por pertenecer a ETA, estableciendo que no tuvieron un juicio justo por el caso Bateragune o el intento de reconstruir Batasuna. La Audiencia Nacional les condenó en 2010 a dos años de cárcel y diez de inhabilitación.

Otegi recurrió la sentencia alegando falta de imparcialidad de una de las magistradas del tribunal, Ángela Murillo. Argumentó que en un juicio anterior por enaltecimiento del terrorismo, la juez le preguntó si condenaba las acciones de ETA, y ante su silencio, afirmó: “ya sabía que no me iba a contestar a esa pregunta”. Otegi aseguró al TS primer y al TC después que la presencia de Murillo en el tribunal no garantizaba su derecho a un juicio justo.

Después de ocho años, el TEDH ha fallado por unanimidad que los hechos denunciados por el ex líder de Batasuna vulneran el artículo 6.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Otegi y los otros cuatro ex batasunos pueden pedir al Supremo que revise la sentencia.

Tras esta sentencia de Estrasburgo, simpatizantes del independentismo vasco se han felicitado por el revés a la Justicia española, “anti democrática”, según ellos. Por contra, numerosos jueces y magistrados han enviado su apoyo y afecto a Murillo. Ésta recibió, a lo largo del martes, varias llamadas de compañeros de carrera que le instaron a no desanimarse frente a las demandas de Otegi y sus compañeros. “Hiciste bien tu trabajo”, le dijeron varios magistrados.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo