Sentencias

Cárcel para una señora que robó a su tía nonagenaria al final de su vida

La sentencia le obliga a indemnizar con 88.000 euros a los herederos de la fallecida

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a un año de prisión por un delito continuado de apropiación indebida a una mujer, Apolonia,  que se quedó con dinero y joyas de su tía nonagenaria, Gabriela,  durante los últimos años de vida de ésta.

La Sala ha contemplado las atenuantes de dilaciones indebidas y de reparación del daño. La sentencia, dictada después de que las partes llegaran a un acuerdo de conformidad, le impone una indemnización de más de 88.000 euros para los herederos de la fallecida, que la condenada ya consignó en el juzgado antes del inicio del juicio.

Tía y sobrina mantenían, además de una relación familiar, un vínculo de confianza por el que la anciana delegó en la condenada la gestión de su patrimonio.

Le otorgó poderes de administración

Así, en abril de 2009, le otorgó poderes de administración y le dio acceso a sus cuentas corrientes.

La tía, que tenía un hijo con el que mantenía escasa relación, tenía cubiertas sus necesidades básicas, ya que en sus últimos años de  vida – desde el año 2006 -, se alojaba en una residencia de la tercera edad, primero en el Centro Residencial Castellón y luego en la Residencia Oasis (Benicássim, Castellón), que pagaba mensualmente mediante transferencia desde sus cuentas bancarias.

Además, en enero de 2010 la tía otorgó testamento, legando la legítima a su hijo Hipólito y a dos nietas, e instituyendo heredera universal de sus bienes a Apolonia, su sobrina.

La anciana vivía en una residencia

La sentencia relata que la sobrina aprovechó el deterioro progresivo de la víctima y su estancia en la residencia para extraer dinero de las cuentas bancarias de la anciana mediante reintegros o transferencias.

Así, entre los años 2009 y 2013, sacó más de 80.000 euros de las cuentas bancarias de la víctima sin ninguna justificación.

La anciana falleció en 2017 y, según el relato de hechos probados de la resolución, la condenada se quedó también con la alianza de casada de la difunta, con un reloj de la marca Cartier y con otras joyas personales.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes