Sentencias

Un juez declara “abusivo” el suplemento de Ryanair por cargar un equipaje de mano extra

La aerolínea ha tenido que devolver los 20 euros facturados a una pasajera, que quiso embarcar con dos bultos de equipaje a la cabina

Ryanair
photo_cameraRyanair

Cobrar un suplemento por cargar en cabina un equipaje de mano de 10 kilos, además de un bolso de pequeñas dimensiones, supone una práctica comercial abusiva. Así lo ha declarado el Juzgado de lo Mercantil nº 13 de Madrid en una reciente sentencia, en la que ha condenado a Ryanair a devolver los 20 euros facturados a una pasajera, que quiso embarcar con dos bultos de equipaje a la cabina: un bolso de mano pequeñas dimensiones y una maletilla de 10 kilos. Su billete no tenía carácter prioritario, por lo que la compañía se negaba al embarque con el bulto de diez kilos más el bolso sin haber abonado un suplemento por la maleta de mayor tamaño.

En su resolución, el juez ha concluido que los pasajeros tienen derecho a viajar con su equipaje de mano sin coste adicional al precio del billete, pues no supone coste extra para la compañía, y se trata de un “elemento imprescindible” para el pasajero. Así lo establece, explica el fallo, la Ley de Navegación Aérea en su artículo 97, que obliga a las compañías aéreas a transportar el equipaje de mano del pasajero sin ningún coste adicional sobre el precio del billete.

Así, a la hora de realizar la diferenciación entre equipaje facturado (aquel no indispensable para que el viajero vuele y sobre el que la compañía sí puede hacer negocio) y el no facturado (el de mano, que puede ser cargado con el viajero en el avión), la maleta de diez kilos debe encuadrarse en la categoría de no facturado.

Bajo esta premisa, cobrar por transportar equipaje de mano es abusivo en términos de condiciones generales de contratación, tal y como declara el juzgado madrileño. En este sentido la sentencia es contundente: “el cambio en la política comercial de Ryanair respecto de las tarifas aplicables al equipaje de mano, no está amparada por el Reglamento 1008/2008 y la jurisprudencia que lo interpreta”. Se genera por tanto un “grave desequilibrio de prestaciones” si se permite, concluye el fallo, cobrar al pasajero por el transporte de este tipo de enseres. Es por ello que este tipo de cláusulas deben ser declaradas nulas y "desterradas del contrato”, conforme a la normativa de condiciones generales de contratación.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?