Sentencias

La ley de segunda oportunidad, aplicada por primera vez en Navarra

Un juez de Pamplona cancela una deuda de 19.000 euros a una particular desempleada que pidió préstamos a cuatro acreedores distintos

Palacio de Justicia de Pamplona.
photo_cameraPalacio de Justicia de Pamplona.

El juzgado de primera instancia número 2 de Pamplona ha dictado exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) o, lo que es lo mismo, ha perdonado una deuda de 18.870,84€ a una particular.

Se trata del primer BEPI o auto de cancelación de las deudas que se resuelve en Pamplona.

La deudora era una desempleada que contrató préstamos para hacer frente a gastos cotidianos con los que acumuló deudas de 19.000 euros de cuatro acreedores distintos.

Ley de segunda oportunidad

El juez se ha basado en la ley de segunda oportunidad, vigente desde 2015, para cancelar dicha deuda.

Esta legislación permite exonerar a particulares y autónomos del pago de deuda a acreedores siempre que se demuestre que previamente el deudor ha actuado de buena fe, así como intentado un acuerdo con los acreedores para aplazar la deuda, fijar un calendario de pago inferior a diez años o pagarla mediante la cesión de bienes.

Si no se logra dicho acuerdo, pueden solicitar un concurso de acreedores al juzgado y solicitar al juez la cancelación de la deuda total.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable