Sentencias

Orange pierde una demanda por permanencia por incumplir la normativa europea

Quería hacer pagar a un cliente más de 17 mil euros por portar sus líneas a otra compañía

Logo de Orange.
photo_cameraLogo de Orange.

El juzgado de 1ª instancia e instrucción de Pozuelo de Alarcón ha estimado una demanda contra la compañía de teléfonos Orange, quien reclamaba a un cliente el pago de casi 17 mil euros por incumplimiento de contrato de permanencia.

El cliente, asistido en el juicio por los abogados de Misletrados, demandó a la compañía tras recibir las tres facturas que le reclamaban dicho dinero: una por incumplimiento de contrato de permanencia, otra por amortización de terminales y otra como penalización.

La empresa contratante de las líneas de teléfono decidió portar sus líneas a otra compañía después de que Orange subiera sus tarifas.

El motivo de que se haya estimado la demanda es el incumplimiento por parte de Orange de la normativa europea que establece la fórmula para calcular la permanencia en las compañías telefónicas.

Obligación de calcular la permanencia

La Unión Europea determinó hace dos años a través de su Normativa de Consumidores y Usuarios que, para que se pueda aplicar una permanencia, tiene que ser a través de la temporalidad o de la proporcionalidad.

Son unos parámetros que la compañía debe tener en cuenta y sobre los que debe avisar al cliente antes de que este firme el contrato.

Un abogado cercano al caso señala que no se trata de que la fórmula esté mal hecha, sino que directamente, no hacen fórmula alguna. En el contrato firmado entre la empresa y la compañía no había ninguna fórmula que estableciera esta permanencia, por lo que la acusación entiende que la penalización impuesta por Orange no debe aplicarse.

Desde Misletrados destacan que esto no es una cuestión de Orange: "no hay ni un solo contrato de telefonía que se haya adaptado a la normativa europea", señalan.

El abogado con el que ha podido contactar Confidencial Judicial compara estas cláusulas de los contratos de telefonía con las clausulas suelo. Afirma que se trata de "clausulas abusivas" y que por lo tanto se tienen que tener por nulas.

Derecho a darse de baja en cualquier momento

Asimismo, la propia normativa permite que el cliente pueda darse de baja o portar sus líneas a otro operador en cualquier momento.

Es un derecho de los usuarios "que incluye resolverlo anticipadamente y sin penalización en el supuesto de modificación de las condiciones contractuales impuestas por el operador", como es este caso.

La empresa que ha demandado a la compañía ha tenido que pagar finalmente 1.701 euros, cantidad que corresponde a los consumos y a la cuotas, pero el tribunal ha descartado que tenga que pagar la permanencia o ningún tipo de penalización.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes