Sentencias

El TSJ de Galicia establece que el Estado debe pagar la indemnización a un preso por una pelea

El juez absuelve a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias de responder a la suma de 11.640 euros

Centro Penitenciario de Teixeiro (A Coruña)
photo_cameraCentro Penitenciario de Teixeiro (A Coruña)

El Tribunal Superior de Xusticia de Galicia ha trasladado al Estado una condena como responsable civil subsidiario del abono de la indemnización de 11.640 euros por una agresión entre internos.

El tribunal ha tomado esta decisión después de que la Audiencia Provincial de A Coruña absolviera a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias de responder a la suma.

La sentencia hace referencia a una pelea entre internos del Centro penitenciario de Teixeiro, ocurrida en 2006, en la que un interno fue castigado con tres años de prisión por propinar un “fortísimo puñetazo” en la cara a un compañero.

La víctima sufrió una fractura en la mandíbula y la pérdida de varios dientes, por lo que pidió la cantidad demandada en concepto de indemnización por el ataque.

Sin embargo, la Audiencia ha absuelto a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias de responder a esta suma. El juez considera, por otro lado, que el acusado presentaba “un trastorno explosivo intermitente de la personalidad”, circunstancia que “debió ser detectada por los servicios penitenciarios correspondientes” al suponer una “situación de riesgo”.

Según el juez, la Administración “quebrantó los deberes impuestos por la normativa”. Así, “la debida observación del interno, la constatación de su especial condición psíquica” y “el riesgo” que ésta crea “debieron ser oportunamente ponderadas para determinar un mayor aislamiento o bien establecer unas medidas de seguridad”.

A pesar de esto, el TSXG ha rechazado un nuevo recurso presentado por la acusación particular, que demandaba una mayor indemnización, porque asegura que la sentencia apelada “valora adecuadamente las lesiones y secuelas que afectan a la víctima”.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?