Ultima_hora

Reabren en Brians 2 (Barcelona) una enfermería para presos con síntomas leves

Las prisiones mantienen suspendidos los vis a vis para prevenir contagios

Las prisiones mantienen suspendidos los vis a vis para prevenir contagios

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

La Generalitat ha reabrierto la segunda planta de la enfermería de la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), para atender a presos de toda Cataluña con Covid-19 y que muestren síntomas leves.

La Conselleria de Justicia de la Generalitat ha explicado en un comunicado este jueves que ha hecho la gestión junto al Departamento de Salud, y ha recordado que estas instalaciones ya estuvieron en marcha durante el estado de alarma.

El espacio cuenta con 22 camas, que duplican las que la Generalitat tenía disponibles hasta ahora para atender a presos con coronavirus.Ingresarán en esta unidad aquellos presos que no necesiten respirador, o que ya hayan superado la enfermedad pero deban completar la cuarentena.

Así, el Pavellón Hospitalario Penitenciario de Terrassa (Barcelona), quedará reservado para los reos con síntomas más graves: actualmente, este hospital tiene ocupadas dos de las 22 camas disponibles.

Como medida de prevención de contagios, los presos que lleguen de otras cárceles o de hospitales externos estarán confinados en la celda y solo podrán salir si lo autoriza el personal sanitario.

Desde el inicio de la pandemia, la Generalitat ha registrado 112 presos con coronavirus: de estos, 99 ya recibieron el alta, dos están ingresados en el Hospital Penitenciario de Terrassa, tres en Brians 2, dos en Brians 1 (Barcelona), uno en la cárcel de Ponent (Lleida) y uno en Puig de les Basses (Girona).

Además, hay cuatro presos que pasan el confinamiento en casa, y las camas de hospitales penitenciarios en Catalunya están al 11% de su capacidad.

SALIDAS RESTRINGIDAS

La Generalitat mantiene suspendidos los vis a vis para todos los internos, y los presos sí pueden recibir visitas en los locutorios de cristal, excepto en la cárcel de Ponent.

También se han aplazado los permisos de salida para a ir a zonas con medidas especiales de contención del coronavirus, y la restricción afecta a cualquier salida en el caso de la prisión de Ponent.

Los presos que usen los permisos están en módulos separados del resto de internos, y al volver a prisión deben guardar una cuarentena de 10 días.

A modo de compensación por estas restricciones, se han duplicado las llamadas semanales que pueden hacer los presos (hasta 20 llamadas de 8 minutos) y se han habilitado las videollamadas con familiares.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?