Funcionarios

Los abogados de Madrid y la clínica jurídica de la Universidad Pontificia de Comillas se alían para ayudar a los colectivos más vulnerables

El objetivo es fomentar la atención de los derechos de la infancia o de favorecer la inserción laboral de penados y extranjeros

Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
photo_camera Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

El Colegio de la Abogacía de Madrid, a través de su Centro de Responsabilidad Social (CRSA), ha renovado convenio de colaboración con la clínica jurídica de la Facultad de Derecho de la Universidad Pontificia Comillas (Comillas ICADE). De la mano de distintas entidades sociales, este acuerdo permitirá a ambas instituciones colaborar en diferentes proyectos con el objetivo de fomentar la atención de los derechos de la infancia o de favorecer la inserción laboral de penados y extranjeros.

Esta colaboración se enmarca en los acuerdos que el Centro de Responsabilidad Social de la Abogacía tiene suscritos con diferentes clínicas jurídicas con el objetivo de convertirse en el aliado de estas, para acercar a los estudiantes la práctica jurídica y la profesión y sensibilizar a las futuras generaciones de abogados y abogadas sobre la importancia de la Responsabilidad Social en el sector jurídico. 

“Desde los inicios de la actividad de la Clínica Jurídica ICADE, la colaboración con el Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid se ha considerado esencial y en Comillas nos sentimos orgullosos. Esta buena relación permite que nuestros alumnos conozcan de primera mano la actividad que se desarrolla en los servicios de orientación del Colegio y que reciban formación de calidad impartida por algunos de sus responsables”, asegura Isabel Lázaro, directora de la Clínica Jurídica de Comillas ICADE.

Las clínicas jurídicas juegan un papel primordial y gracias a esta colaboración con la Universidad Pontificia de Comillas, el CRSA actuará como centro de intermediación, conectando a los estudiantes con abogados/as voluntarios de su red para que conjuntamente puedan participar en formaciones y atender las necesidades y procesos de las organizaciones socialesy de los colectivos más vulnerables.

Durante este primer cuatrimestre, los estudiantes de la clínica, tutorizados por un abogado/a voluntario/a del CRSA del ICAM, participarán en programas con diferentes entidades sociales. En este sentido, trabajarán de la mano de la Asociación Eslabón con el objetivo de favorecer la inserción laboral de penados/as y extranjeros/as que disponen de autorización administrativa para trabajar, pero se encuentran con muchas dificultades para abrir cuentas bancarias al no disponer de una tarjeta física de residencia o con la Fundación La Merced Migraciones en la atención de los derechos de la infancia, entre otros proyectos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?