Funcionarios

Campo niega que los indultos y la reforma del delito de sedición lleven "retraso" y espera diálogo con el nuevo Govern

El ministerio de Justicia asegura que el periodo medio de tramitación está entre los 10 y los 14 meses

Campo firma  Protocolo Lenguaje Jurídico
photo_camera Campo firma Protocolo Lenguaje Jurídico

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, negó que la tramitación de los indultos de los presos independentistas y la reforma del delito de sedición del Código Penal vayan "con retraso" y ha confiado en que haya un diálogo cuando haya un nuevo Govern en Cataluña.

Últimas noticias


En una entrevista en Catalunya Ràdio esta semana aseguró que el periodo medio para la tramitación de indultos está entre los 10 y 14 meses, aunque ha advertido de que cada caso puede tener una deriva temporal.

"No llevan retraso. Son muchos los informes que hay que solicitar y causas. Unos acabarán antes y otros después", recalcó Campo, con lo que ha enmarcado la tramitación de dichos indultos en los parámetros de la normalidad.

Tras evitar pronunciarse si es partidario de aprobar estos indultos a falta del informe del Tribunal Supremo, ha añadido que el Gobierno tomará una decisión cuando sea el momento "y lo hará con plena responsabilidad".

Sobre la reforma del delito de sedición, explicitó que están avanzando y que están comparando los Códigos Penales y las iniciativas que se aplican en otros países, entre otras acciones.

SOBRE PUIGDEMONT

Al preguntársele si esta reforma podría contemplar que el expresidente catalán Carles Puigdemont pudiera volver a España, Campo ha aclarado que "nunca se hace una ley pensando en nadie" y que, cuando se aprueba una ley, es aplicable a todos los que puedan encubrirse.

El ministro también ha insistido en la necesidad de que hay "un diálogo permanente y constante" para buscar una solución al conflicto catalán, y ha añadido que el Gobierno central siempre tiene la mano tendida a ello.

"Hay que sentarse par hablar, hay que querer hablar, y tener una situación de sosiego para poder hablar. Ahora estamos en situación de 'impass' en Cataluña, pero estoy convencido de que cuando se normalice la situación y haya un Govern estable se podrá hablar", ha sostenido.

Sobre si este diálogo se posible aunque los presos del 1-O estén en prisión, Campo ha admitido que puede lo "condicionar" pero considera que no se puede esperar más y que hay que dialogar para buscar una solución.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?