Puños y Puñetas

Piden el ingreso en prisión del dueño de la finca donde murió Julen por no pagar indemnización

La Fiscalía y la familia de Julen, el niño de dos años rescatado sin vida después de caer en un pozo de una finca de Totalán (Málaga) en enero de 2019, han pedido el ingreso en prisión "inmediato" del dueño de la parcela, David Serrano, que fue condenado por un delito de homicidio por imprudencia grave; al no haber pagado más que dos mensualidades de la indemnización impuesta.

Así consta en los escritos de ambas acusaciones, a los que ha tenido acceso Europa Press, remitidos al Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga, que es el que dictó la sentencia condenatoria tras el acuerdo alcanzado entre las partes y la conformidad expresada por el procesado, y que es el que se encarga del cumplimiento de lo dispuesto en dicha resolución.

Serrano fue condenado a un año de cárcel y a indemnizar a cada uno de los padres con 89.500 euros, con una cuota mensual de 50 euros. La pena de prisión fue suspendida, por lo que no ha ingresado en la cárcel, aunque estaba condicionada a cuestiones, como el pago de la responsabilidad civil pendiente, tras haber abonado ya 25.000 euros antes de la sentencia.

Pero, ahora, el fiscal ha remitido al juzgado un escrito en el que señala que el condenado "no ha cumplido las condiciones por las que se le otorgó el beneficio de la suspensión de la condena", apuntando que las mensualidades a las que debe hacer frente son "de una cuantía mínima", a pesar de lo cual consta que "no ha abonado dicha cantidad salvo dos meses" --50 euros cada mes--.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes