Puños y Puñetas

Un juez permite a una empresa en concurso de acreedores fabricar prendas contra el COVID-19

La actividad será desarrollada por los voluntarios y no generará gastos ni otras responsabilidades para los acreedores de la concursada

Una trabajadora cose material sanitario
photo_cameraUna trabajadora cose material sanitario

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia ha autorizado de forma extraordinaria la rehabilitación de la actividad productiva de la empresa Confecciones Sulfy S.L., situada en Carcaixent (Valencia) que está en concurso de acreedores. El Juez autoriza que se pueda fabricar de forma altruista, prendas de protección frente al COVID-19 como batas y mascarillas para personal sanitario y otros profesionales. 

La actividad será desarrollada por voluntarios y no generará gastos ni otras responsabilidades para los acreedores de la concursada. 

El juez se ha dirigido también a diferentes administraciones para que permitan la libre circulación del administrador concursal, sus auxiliares y los voluntarios implicados en la actividad y colaboren tanto en la homologación del material sanitario que fabrique la empresa como en la logística destinada a su esterilización y distribución. 

Como indica el auto de fecha de 28 de marzo de 2020, la concursada tiene la maquinaria y útiles que todavía pueden ser empleados con este fin y conserva en vigor la licencia de actividad para explotación de esas instalaciones. 

Asimismo, el auto recoge la alegación del administrador concursal de que "quienes allí operarán lo harán en calidad de voluntarios, por su propia cuenta y riesgo, excluyéndose cualquier actividad profesional". 

También se señala que la decisión no afecta a la "previsión de cautelas que parecen suficientes para garantizar la conservación de los activos concursales y la imposibilidad de generación de gastos o responsabilidad para la masa del concurso". 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?