Sentencias

La Audiencia Nacional obliga a un estudiante a devolver una beca tras su ingreso en prisión

El juez no lo considera “causa de fuerza mayor” que justifique el abandono de los estudios

Escultura de la Universidad de Castilla-La Mancha
photo_cameraEscultura de la Universidad de Castilla-La Mancha

Un estudiante de Enfermería de la Universidad de Castilla-La Mancha deberá devolver su beca de estudios tras ingresar en prisión. Así lo ha determinado la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional.

El juez ha considerado que el ingreso en prisión del estudiante no supone una causa de fuerza mayor que justifique el “abandono de los estudios”. Por tanto, dicho abandono conlleva la pérdida de la correspondiente beca.

Terminando la carrera

El estudiante se encontraba en el segundo cuatrimestre del último curso del grado. A “escasos 50 días” para terminar el curso, debía aprobar dos asignaturas para terminar la carrera, un segundo periodo de prácticas en un hospital y el Trabajo de Fin de Grado.

El Ministerio de Educación y Ciencia le dotó de una ayuda para poder sufragar los gastos del curso, con la condición de aprobar al menos el 50 por ciento de los créditos matriculados en cada uno del cuatrimestre, el mismo requisito que se le pide a todos los alumnos de grados de Ciencias de la Salud.

Hasta el momento de la detención, el alumno no tuvo problemas para aprobar los créditos del primer periodo del curso, incluyendo la primera parte de las prácticas en hospital, con calificación notable (7,2). Sin embargo, durante el segundo periodo, fue detenido por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Brigada de Delitos Tecnológicos de Toledo.

Prisión provisional sin fianza

Tras pasar a disposición judicial, se decretó prisión provisional sin fianza, lo que le obligó a ausentarse del segundo periodo de prácticas en el hospital. Como consecuencia, suspendió la asignatura al “no poder aprobar los créditos reglamentarios”.

El juez ha dictaminado que, a falta de recurso ante el Supremo, el alumno deberá devolver lo recibido como ayuda para el estudio, más los intereses de demora, lo que suma un total de 3.371,76 euros.

La Audiencia Nacional rechaza el argumento del estudiante de considerar la orden judicial como un suceso de “fuerza mayor”, entre otras razones, porque el alumno no solicitó poder continuar sus estudios en prisión, una opción legal que busca evitar el absentismo escolar y permitir la reinserción de los reos.

Asimismo, el juez dictaminó que el ingreso en prisión no puede tomarse como una excepción para mantener la beca ya que “los recursos del Estado son limitados, y asignar una beca a un alumno que no cumple los requisitos reglados implica negarle la ayuda a uno que sí cumple”.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?