Sentencias

Condenado a diez años de prisión por matar con un ladrillo a un hombre en el edificio donde ambos residían en Torremolinos

La Audiencia de Málaga lo condena tras el veredicto de culpabilidad de un jurado popular, que consideró inocentes a otros dos acusados de encubrir el crimen

Audiencia Provincial de Málaga.
photo_camera Audiencia Provincial de Málaga.

La Audiencia de Málaga ha condenado a diez años de prisión a un hombre por matar a otro con un ladrillo en el edificio donde ambos residían como okupas en la localidad malagueña de Torremolinos. La sentencia recoge el veredicto de culpabilidad dictado por un jurado popular y absuelve también a dos acusados de encubrir el crimen. Por otra parte, libra una orden de busca, detención y captura internacional contra el hijo del condenado, que no ha podido ser juzgado por encontrarse en paradero desconocido. 

La sentencia explica que los hechos se produjeron en diciembre de 2019, cuando se inició una discusión en el edificio –irregularmente ocupado- en el que vivían entre la víctima y el condenado. En el transcurso de dicha pelea, el ahora condenado –que había llamado a su hijo para que le ayudara- le golpeó en diferentes partes del cuerpo con ladrillos que se encontraban en el inmueble. 

Así, relata la sentencia, el acusado con el “propósito de menoscabar la integridad física de la víctima, sin desechar el resultado muerte, le golpeó  en diferentes partes del cuerpo, valiéndose para ello de  varios ladrillos que se encontraban en la habitación”. A resultas de los golpes recibidos, la víctima resultó con  lesiones que le produjeron  “una fractura de la calota craneal y base del cráneo, que motivó una parada cardio-respiratoria por traumatismo cráneo-encefálico severo”, presentando además, su cuerpo múltiples lesiones. 

Además de los diez años de prisión, se le impone al acusado el pago de una indemnización a los familiares del fallecido de 75.000 euros. Los jurados consideraron no culpable a la mujer, tras lo que las acusaciones retiraron la imputación que mantenían por el mismo delito de encubrimiento respecto al otro hombre que estaba en el piso -que no fue juzgado-; por lo que también ha sido absuelto.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes