Sentencias

Un juez avala el despido del conductor de un coche fúnebre por poner música festiva durante el trayecto

Concluye que la actitud del trabajador fue “desconsiderada” y que existió mala fe para poner en entredicho el prestigio de la empresa

Coche fúnebre.
photo_cameraCoche fúnebre.

El juzgado de lo social número 1 de Cáceres ha avalado el despido del empleado de una funeraria que trasladó a la hija de un fallecido en el vehículo poniendo música festiva “en actitud chulesca”.

Según la sentencia, a la que ha accedido Confidencial Judicial, se trata de una conducta “aberrante y vejatoria” que justifica el cese del trabajador.

Los familiares del fallecido contrataron el servicio de una funeraria para trasladar los restos de Sevilla a Alcántara (Cáceres) y una de las hijas pidió al conductor del coche que transportaba el féretro viajar en el vehículo, ya que los parientes habían calculado mal las plazas.

Al principio, el conductor se negó por tenerlo prohibido la empresa, pero a los pocos segundos cambió de opinión y “en tono chulesco” le aseguró que le llevaría a Alcántara, pero advirtiéndole de que pondría música y de que iría todo el trayecto fumando, acción igualmente prohibida por la compañía.

La familia presentó una queja y el empleado fue despedido. Éste ya había sido sancionado anteriormente por el mal desempeño de sus labores en la funeraria. Presentó una demanda por despido improcedente.

Para el juez, “poner música durante todo el trayecto, o más correctamente, imponerla, y no estamos hablando del Réquiem de Mozart, de La pasión según san Mateo de Bach o de Las siete palabras de Cristo en cruz de Schütz, sino alguna algarabía popular idónea para el esparcimiento y la distracción legítimos en otras circunstancias, veja a la hija del difunto” y además resulta “aberrante”.

Por tanto, desestima la demanda y libra a la funeraria de toda responsabilidad.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?