Altos Tribunales

Caso Tándem: García Castellón propone juzgar a la excúpula de Interior

El juez de la Audiencia Nacional considera que podrían haber incurrido en delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación y cohecho

EuropaPress_3590264_Preview_excomisario_jose_manuel_villarejo_ofrece_declaraciones_medios_salir
photo_camera EuropaPress_3590264_Preview_excomisario_jose_manuel_villarejo_ofrece_declaraciones_medios_salir

Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, ha concluido la instrucción de la ‘pieza Kitchen’ del caso Tándem y ha propuesto juzgar al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y a la excúpula del Ministerio que dirigió por el operativo puesto en marcha para sustraer al tesorero del PP, Luis Bárcenas, material relacionado con la investigación judicial del caso Gürtel.

El magistrado considera los hechos constitutivos de delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, omisión del deber de perseguir los delitos, cohecho, tráfico de influencia y malversación.

El juez envía juicio además de al exministro a: Francisco Martínez (exsecretario de Estado de Seguridad), Eugenio Pino (exdirector adjunto operativo), José Luis Olviera, Marcelino Martín Blas, José Ángel Fuentes Gago, Bonifacio Díez Sevillano, Enrique García Castaño y Andrés Manuel Gómez Gordo (responsables policiales) y al comisario jubilado y principal investigado en la macro causa, José Manuel Villarejo, así como al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos Esguea.

Por falta de indicios, el juez ha archivado la causa para la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, su marido el empresario Ignacio López del Hierro, José Luis Ortiz que fue jefe de su gabinete y Enrique Olivares.

En el auto de Castellón se descarta la existencia de una trama política ajena al Ministerio, delimitando los hechos objeto de enjuiciamiento sobre la base exclusivamente de los indicios existentes.

Según el relato del juez, los investigados pusieron en marcha el operativo entre 2012 y 2013. Así, Fernández Díaz, con abuso de sus funciones y conocimiento de su ilicitud, instó a Francisco Martínez para que pusiera en marcha una misión para obtener información y documentación que pudiera estar el poder de Luis Francisco Bárcenas Gutiérrez.

 El objetivo era sustraer dicho material de la autoridad judicial en la investigación que se llevaba a cabo en el marco de la pieza separada denominada ‘Papeles de Bárcenas’ en el seno del procedimiento ‘Gürtel’.

La operación consistió en captar a un colaborador, cercano a la familia Báracenas, capaz de facilitar la información y el elegido fue el chófer a cambio de 2.000 euros mensuales y el posterior ingreso en el Cuerpo Nacional de Policía.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?