Altos Tribunales

Tres magistrados son llevados al constitucional por supuesta prevaricación

Dos hermanos han interpuesto un recurso de amparo por una doble inadmisión del TSJ de Murcia:

Tribunal Supremo.
photo_camera tribunal-supremo-1576509695758

Dos hermanos han interpuesto un recurso de amparo ante el Constitucional por una doble inadmisión del TSJ de Murcia: por la recusación del presidente del TSJ Miguel Pascual del Riquelme, y por otra, por la inadmisión de la querella criminal por supuesta prevaricación contra tres magistrados.

Estos tres magistrados formaron el tribunal de la Audiencia Provincial de Murcia en 2011 y condenaron en apelación a los dos hermanos por delito de estafa. El Ministerio Fiscal había pedido sobreseimiento libre de la causa. El juzgado de lo penal los había absuelto.

Los afectados recurrieron en amparo la sentencia condenatoria ante el Constitucional y dos años más tarde se les otorgó. El Supremo anuló la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia y ordenó repetir el juicio.

Un tribunal distinto absolvió a los dos hermanos.

Finalmente, los hermanos interpusieron la querella por prevaricación ante el TSJ de Murcia contra los tres magistrados que les condenaron. Esta fue acompañada por la recusación previa contra el presidente del tribunal, por su amistad íntima con uno de los querellados.

El resultado de esta batalla legal está en manos del Constitucional, ante el que han vuelto a recurrir en amparo los dos querellantes porque consideran que el caso tiene especial trascendencia constitucional doble.

Los querellados consideran que se ha vulnerado el derecho al juez imparcial y a la doble instancia penal de la querella, al no tener derecho a recurso de apelación ante ningún tribunal jerárquico superior.

En lo que respecta a la posible vulneración al derecho a la doble instancia penal por parte de los Tribunales Superiores de Justica, bien podrían estar mutilando el artículo 313 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal al acogerse al criterio de inadmitir una querella por no ser los hechos constitutivos de delito.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?