Bufetes

¿Se puede poner una denuncia anónima?

Puede ser muy recomendable en casos en los que peligre la vida

Denuncia.
photo_camera Denuncia.

Poner una denuncia anónima no solo es posible en nuestro país, al estar contemplado por la ley, sino que puede ser muy recomendable en casos en los que peligre la vida, por ejemplo, en casos de violencia de género, aspecto este último especialmente sensible y para el que de ser posible se recomienda contar con la asesoría de un abogado penalista. Una denuncia anónima, además, no solo es posible realizarla hacia otra persona, sino también hacia empresas o colectivos.

Qué es exactamente una denuncia anónima

Se considera “denuncia anónima” a la puesta en conocimiento de las autoridades oportunas, ya sea Policía o Guardia Civil, por ejemplo, la existencia de un posible hecho delictivo. Este tipo de denuncias, que pueden deberse a múltiples causas, lo que suelen tener en común es el miedo o el desinterés de la persona denunciante a darse a conocer, motivo por el cual prefiere permanecer en el anonimato a la hora de realizar la denuncia, lo que podría deberse a miedo a represalias o a una posible colaboración en el mismo o en algún otro hecho delictivo.

Esto quiere decir que, aunque exista el pleno derecho a hacer una denuncia secreta, lo cierto es que de cara a las autoridades y a la investigación del presunto hecho delictivo, siempre es mejor poder contar con el máximo de datos posibles. En cualquier caso, que una denuncia sea anónima no implicará que se le reste credibilidad en ningún caso, siempre y cuando se revista de la debida verosimilitud e información concreta. De hecho, existen casos en los que se promueve activamente o se ha promovido la denuncia anónima por parte de las autoridades, como por ejemplo en cuestiones de hacienda y pagos de impuestos, con el objetivo de aflorar fortunas ocultas o desviadas con el perjuicio correspondiente a un colectivo, en este caso el resto de la ciudadanía.

Cómo se puede poner una denuncia anónima

Una denuncia anónima se puede realizar por diferentes vías, que son:

  • Una comisaría.
  • Una llamada telefónica.
  • A través de correo postal.
  • A través de Internet.

Aunque existan diferentes vías, las más comunes, sobre todo por su inmediatez e intimidad, son la vía telefónica y la vía de Internet. De hecho, en este último caso las redes sociales han jugado un importante papel en la resolución y puesta en conocimiento de casos a las autoridades sin tener que revelarse la identidad del denunciante, que podrá ser cualquier ciudadano que lo precise y que en la mayoría de casos se trata de un testigo o incluso de una víctima o cómplice del propio hecho denunciado. 

Denuncias anónimas habituales y vías

  • Denuncia anónima por violencia de género. Este tipo de denuncias anónimas pueden estar realizadas por cualquier testigo o persona que tenga conocimiento de un caso de maltrato, como pueden ser amigos o familiares de la víctima, en el caso de los testigos directos, o tal vez de testigos indirectos accidentales, por ejemplo si el maltrato sucede en un espacio público. En el menor de los casos la denuncia anónima puede llegar a hacerse por la propia víctima, que ante el temor a las represalias o la propia pérdida de la vida no puede dar la cara, para lo que además está a disposición el número estatal 016, que no deja ningún rastro en las llamadas.
  • Denuncia anónima a una empresa. La denuncia anónima en el entorno laboral también es de las más habituales, sobre todo a través del llamado “buzón de denuncias anónimas de Internet”. Ya sea porque alguien es testigo de una injusticia en el trabajo o la sufre en sus propias carnes pero tiene miedo a ser despedido, o se sospecha del fraude de algunas ofertas de empleo o de la falta de medios o de condiciones de seguridad o salubridad en un entorno laboral…puede ejercerse el derecho a una denuncia anónima a una determinada empresa para la inspección oportuna.
  • Denuncia anónima a la Agencia Tributaria. Como decíamos, y ante el importante dinero que en España no llega a declararse de forma legal, la propia Hacienda ha hecho continuos llamamientos, incluso a través de anuncios de televisión, para que cualquier ciudadano que sea consciente de este tipo de fraudes por parte de terceros pueda ponerlo en conocimiento de las autoridades de manera totalmente anónima y segura. De hecho, en la propia web de la Agencia Tributaria encontraremos cómo hacerlo siguiendo los pasos que indicamos a continuación: ir a la web oficial, clicar en “Todas las gestiones”, hacer clic después en “otros servicios” y a continuación en “denuncia tributaria” para rellenar los datos y adjuntar las pruebas que se tengan bajo la opción de “sin identificar”.
  • Denuncia anónima de venta o distribución de drogas: el sitio más habitual para este tipo de denuncias anónimas es la Policía, ya sea a través de sus comisarías, de su número 091 o de su página web. Además, la Brigada de estupefacientes gestiona un correo electrónico al que también se pueden dirigir todos aquellos interesados en denunciar la venta o distribución de drogas o constatación de crimen organizado de manera anónima, y que es el siguiente: antidroga@policia.es
  • Denuncia anónima de abusos. Por último, otra de las situaciones que más suelen denunciarse de forma anónima es la de abusos, sobre todo a menores, y las redes sociales e internet han promovido en buena medida esta proliferación, ya que detrás de las redes se esconden muchos perfiles que se hacen pasar también por menores para acceder a redes personales de jóvenes, con sus graves consecuencias. Para contrarrestar ese lado malo que presentan las redes y el anonimato que existe detrás de los ordenadores, está la colaboración masiva de internautas, con sus correspondientes denuncias anónimas, que ayudan a aflorar con mucha más frecuencia y rapidez este tipo de delitos.
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?