Jueces

El juez envía la investigación sobre el naufragio del buque ‘Villa de Pitanxo’ al juzgado de Pontevedra

Considera que es competencia del tribunal territorial y no de la Audiencia Nacional

Un barco sale a faenar del puerto de Oza.
photo_camera Un barco sale a faenar del puerto de Oza.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2, Ismael Moreno, ha acordado enviar al Juzgado de Marín (Pontevedra) la investigación sobre el naufragio del buque pesquero ‘Villa Pitanxo’. El suceso ocurrió en aguas internacionales próximas a la Isla de Terranova (Canadá) el pasado 15 de febrero. Fallecieron 9 marineros y desaparecieron 12 miembros de la tripulación. 

En línea con el Ministerio Fiscal, el juez se inhibe a favor del juzgado de Marín porque es la localidad donde radica el puerto base del buque ‘Villa de Pitanxo’ y considera que la competencia es del juzgado territorial y no de la Audiencia Nacional.

El auto del juez incluye la doctrina del Tribunal Supremo y los tratados internacionales que reconocen la soberanía y el ejercicio de la jurisdicción penal al Estado del pabellón del buque con una extensión extraterritorial de la soberanía, con el fin de evitar lagunas competenciales en alta mar. 

En aplicación de esa doctrina, el auto concluye que  los hechos acontecidos en el naufragio del buque ‘Villa de Pitantxo’, “quedan asimilados a los hechos cometidos dentro del territorio español, quedando por tanto fuera de la competencia de la Audiencia Nacional, a este respecto procede, en consecuencia, atribuir la competencia al juzgado de instrucción de Marín, (Pontevedra) tal y como interesa también el Ministerio Fiscal, que es la localidad donde radica el puerto base del buque ‘Villa de Pitantxo’. 

El juez señala que “en las presentes diligencias ha de acudirse, de conformidad con el informe del Ministerio fiscal, al encontrarnos ante supuestos delitos cometidos en un buque español hundido en aguas internacionales, art. 15 de la L.E. Criminal, correspondiendo la competencia al Juzgado de instrucción de Marín”. 

El auto explica que la causa se incoó por una denuncia presentada por la Dirección General de la Guardia civil de Pontevedra, tras tomar declaración a los tres supervivientes. Uno de ellos efectuó una declaración distinta a la que prestó anteriormente sobre la forma en que se produjo el hundimiento del pesquero y cómo fueron falleciendo por hipotermia cada uno de los tripulantes.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?