Pleitos

Detenido en la comisaría de Málaga mientras intentaba renovar el DNI

El sistema detectó una orden de busca y captura al introducir los datos del afectado aunque, según la familia, esa orden estaba archivada

COMISARIA MALAGA
photo_cameraCOMISARIA MALAGA

El pasado mes de agosto A.B.A., tras varios años como parado de larga duración, consiguió que una empresa le contratara para trabajar en Málaga. Necesitaba para poder firmar el contrato que su D.N.I estuviese en vigor por lo que solicitó una cita para renovarlo en la Comisaría de Policía Nacional de la ciudad andaluza.

Acompañado por su padre, mientras esperaba, el agente que tramitaba la solicitud se levantó repentinamente y le informó de que al introducir sus datos en el sistema aparecía una orden de busca y captura dictada por el Juzgado de Instrucción n.º 1 de Málaga.

Ingresado en los calabozos

El afectado aseguró que la búsqueda ya se había cancelado tiempo atrás y que era imposible que apareciese vigente ya que el procedimiento se había archivado. De igual forma, su padre corroboró su versión e indicó a los agentes que se trataba de un error y que, en todo caso, deberían llamar al Juzgado para confirmar que la orden no seguía vigente.

Desoyendo sus explicaciones, fue detenido e ingresado en los calabozos de la comisaria hasta el día siguiente que pasó a disposición judicial sin que los agentes realizaran ninguna clase de comprobación.

"Me lo tiraron a la cara"

Tanto el entonces detenido como su padre denuncian un trato vejatorio en el momento de la detención y también durante la instancia en los calabozos. El padre indicó a los agentes que su hijo tenía prescrita una medicación especial debido a una patología psiquiátrica grave. “Me lo tiraron a la cara de muy malas formas, dándome gritos y amenazándome y pese a que enseñé el informe médico por el que se le prescribía el fármaco, desoyeron lo que les decía y tampoco le llevaron al médico en ningún momento”, denuncia.

El detenido estuvo 24 horas en el calabozo sin tomar su medicación, lo que le supuso un  sufrimiento y un agravamiento de la patología psiquiátrica que padece, según señala la familia.

Error policial

Una vez el detenido pasó a disposición judicial al Juzgado de Guardia, se corroboró por el secretario judicial que no existía ninguna clase de orden vigente contra A.B.A. y fue puesto en libertad de forma inmediata.

La familia no se explica cómo ha podido suceder un error así y que los agentes no hiciesen ni una mínima averiguación para comprobar que se trataba de una orden de  busca y captura cancelada hace tiempo: “se han pedido las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Comisaría y lo hemos dejado en manos de nuestro abogado, Sergio Nuño Díez de la Lastra, para que valore  que hacer porque nos parece una injusticia horrible lo que ha sufrido y padecido nuestro hijo”, asegura la familia.

ECJ ha intentado contactar con el abogado para recabar su opinión, indicando únicamente que “se están valorando todas las acciones legales frente a los agentes que detuvieron de forma irregular a nuestro cliente”.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?