Pleitos

Una testigo niega ante la juez del 8-M que la Delegación del Gobierno le presionara para desconvocar una manifestación

Ha ratificado su declaración ante la Guardia Civil, pero ha precisado que debido a la forma en la que está redactada la conclusión de su testimonio en este documento se malinterpreta

Una testigo ha negado ante la juez del 'caso 8-M' que la Delegación del Gobierno en Madrid le presionara para desconvocar la concentración que tenía prevista celebrar el 19 de marzo ante la Asamblea de Madrid y ha criticado que así se haya interpretado por la redacción del informe elaborado por la Guardia Civil y que obra en el sumario de la causa.

Así lo ha dicho la portavoz de la Asociación de Personas Aptas Sin Ayuda de Alquiler (APASAA), Diana Chnaiker, ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, en la causa en la que se investiga al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un presunto delito de prevaricación administrativa por permitir concentraciones multitudinarias entre el 5 y el 14 de marzo, entre ellas la marcha feminista del 8 de marzo.

Chnaiker ha explicado a los medios de comunicación tras su comparecencia que, a preguntas de la juez, ha ratificado su declaración ante la Guardia Civil, pero ha precisado que debido a la forma en la que está redactada la conclusión de su testimonio en este documento se malinterpreta que ella se sintió presionada para cancelar la manifestación.

En este sentido, la abogada del Estado, Rosa María Seoane, le ha preguntado directamente si la Delegación del Gobierno le obligó o presionó a desconvocar la manifestación, lo que Chnaiker ha negado. Según ha explicado, la llamada se produce el 17 de marzo --tres días después de que se declarase el estado de alarma-- para preguntarle si estaba al tanto de la situación y para pedirle que comunicara de forma oficial que la concentración no se iba a producir.

La portavoz de APASAA ha señalado que enviaron un correo electrónico para formalizar la cancelación del acto, pero que debido a la restricción de la circulación de los ciudadanos derivada del estado de alarma entendía que la manifestación no podía tener lugar.

Así ha apuntado, que la asociación tenía convocadas en marzo otras dos concentraciones ante la Asamblea de Madrid: una el 5 de marzo que se llevó a cabo y otra el día 12, que no se produjo porque no hubo Pleno. No obstante, ha indicado que la Delegación del Gobierno no le llamó en relación a esta última y que oficialmente consta como celebrada aunque nadie acudiera a ella.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?