Sentencias

La justicia da la razón a una empleada que pedía adaptar su horario para cuidar a su hija

Exigía un turno de mañana pero la empresa le ofrecía un horario espero con el de su pareja que trabaja en el mismo centro

padre-lleva-hija-colegio
photo_camerapadre-lleva-hija-colegio

La trabajadora, con una hija menor de 12 años, pidió a la empresa Leroy Merlin, para la que trabaja, una reducción de su jornada con un horario fijo de mañana. Hasta ahora tenía turnos rotativos de mañana y tarde en semanas alternas.

Ante esto, la empresa aceptó la reducción de jornada pero no el horario que sugería la empleada, al considerar que perjudicaba la organización de la empresa.

Horario espejo con el padre

Como el padre de la niña, y pareja de la denunciante, también trabaja en el mismo centro, la empresa les ofreció un horario espejo en el que si uno trabajaba de mañana, el otro lo hiciese de tarde, y viceversa.

Ningún prejuicio para la empresa

La juez  ha considerado que los argumentos de la empresa no son suficientes y descarta el horario propuesto por Leroy Merlin. El tribunal entiende que admitir que la empleada trabaje en turno fijo de mañana no supone ningún perjuicio para la organización ya que el resto de la plantilla del Departamento de Caja en el que trabaja hace turnos rotatorios de mañana y tarde.

De esta manera, la sentencia acuerda concederle a la madre la concreción horaria que solicitaba y según la cual prestará sus servicios en turno fijo de mañana.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable