Pleitos

La juez del caso Kote Cabezudo demanda al abogado de las víctimas

Isabel Pérez Asenjo fue apartada del procedimiento por presunta prevaricación. Pide 60.000 euros al letrado por “daños morales”

Kote Cabezudo.
photo_cameraKote Cabezudo.

La juez que inició en 2013 la instrucción del caso Kote Cabezudo, Isabel Pérez Asenjo, ha demandado al abogado de las víctimas, Mario Díez, por “daños morales”, reclamándole 60.000 euros.

La juez se refiere a tres vídeos que Díez publicó en las redes sociales sobre su actuación en el procedimiento. Pérez Asenjo exige que los retire y a que haga pública en estos medios la sentencia que le condene.

Querella por prevaricación

Pérez Asenjo fue apartada del caso en marzo, cuando el TSJPV admitió a trámite una querella de Díez por prevaricación y omisión de perseguir delitos. Las víctimas le solicitaban diligencias que la juez no sólo no practicaba, sino que informaba al fotógrafo Kote Cabezudo, imputado en el procedimiento, de que se las habían pedido. Además, ordenó intervenir el teléfono de una de las afectadas e instalar una baliza con un localizador GPS en su vehículo.

La Audiencia de Guipúzcoa retiró a la juez del procedimiento y nombró en su lugar al magistrado Julián García Marcos.

Recurso ante el TC

Como ya informó Confidencial Judicial, la querella, inicialmente admitida por la Sala de lo Penal, al final fue desestimada por la ponente, Nekane Bolado, por motivos no contemplados en la ley de enjuiciamiento criminal. Así lo ha manifestado el letrado de las víctimas en un recurso de amparo presentado ante el Tribunal Constitucional. Díez entiende que el TSJPV ha vulnerado el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva de las víctimas.

Sin embargo, aunque la querella contra Pérez Asenjo no ha sido admitida, la Audiencia de Guipúzcoa no la ha vuelto a nombrar instructora del caso, sino que ha decidido que siga al frente García Marcos. La Fiscalía solicitaba que Pérez Asenjo volviera a ocuparse del procedimiento.

Kote Cabezudo

El fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo permanece en prisión provisional a la espera del juicio por presuntos delitos de abuso sexual, agresión sexual, estafa, injurias, delitos contra el honor, revelación de secretos, delitos contra la intimidad, amenazas, pornografía infantil y corrupción de menores. Sus víctimas son modelos, varias de ellas menores de edad, que posaban para él.

El procedimiento ha estado salpicado de presuntas irregularidades, denunciadas por la acusación particular de las víctimas. Aseguran haber interpuesto una denuncia en la Audiencia Nacional que fue destruida y de haber enviado un escrito en febrero a la Fiscalía General del Estado con los nombres de los implicados en el caso sin que hayan recibido respuesta.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?