Pleitos

Máxima vigilancia sanitaria a Zaplana

El exministro ha advertido a sus allegados que desea morir pronto. Los funcionarios de Picassent estrechan la observación

zaplana
photo_camera Eduardo Zaplana.

El lunes pasado, Eduardo Zaplana tuvo que ser ingresado en el Hospital de la Fe de Valencia por una bajada de defensas. El ex ministro padece de leucemia, motivo por el que ha pedido varias veces su libertad, que le ha sido denegada

Según ha podido saber Confidencial Judicial, Zaplana está sometido ahora a una vigilancia intensa en la cárcel de Picassent, donde ha pasado la Nochebuena.

Los funcionarios han estrechado las medidas de seguridad para evitar tanto una recaída que ponga en peligro su vida como un hipotético intento de suicidio.

Aunque el protocolo para estos casos no está activado, sí se está vigilando más de cerca a Zaplana, que en alguna ocasión ha comentado a sus allegados que desearía "morir pronto".

El ex ministro de Trabajo escribió una carta hace tres días asegurando que no existe riesgo de destrucción de pruebas ni de fuga y negando que haya cometido los delitos por los que se le investiga en el caso Erial.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?